Vargas y Rivera a hombros en Nilo

     

 

.

Sebastián Vargas indulta un toro y Ricardo Rivera corta dos orejas a uno de vuelta al ruedo. Importante encierro de Achury Viejo. Luis Miguel Castrillón y Juan Rafael Restrepo completaron cartel.

La plaza de toros en piedra de Nilo fue el escenario de una apoteósica noche de toros. Sebastián Vargas, Ricardo Rivera, Luis Miguel Castrillón y el rejoneador Juan Rafael Restrepo se midieron en un duelo a una sola carta, ante un imponente encierro de Achury Viejo (especialmente los tres toros parta el toreo de a píe) que permitió el triunfo de los toreros.

Quizás por el hecho de cada uno se la jugaba ante un solo toro, los toreros se exigieron más de la cuenta. Sebastián Vargas, matemáticamente, se impuso, pues paseó dos orejas y rabo simbólicos tras indultar a Herrerito, primero del festejo.

La faena de Vargas fue completa, solvente con el capote, espectacular y efectivo en banderillas, y con la muleta el cucuteño no solo lo toreó mucho, pues la nobleza, calidad y fondo de Herrerito lo permitieron, sino que pudo expresarse y torear muy relajado. En algunos naturales recordó aquel Vargas que con la izquierda, alguna vez, abrió la puerta grande de la Santamaría. Tras el toreo fundamental, hubo concesiones a la galería, que aportaron para que el público se empecinara en premiar al toro con el indulto. Vargas aseguró su salida a hombros con los máximos trofeos.

Parecía difícil superar este capítulo, pero el segundo también fue intenso. Lo protagonizaron otro toro serio de Achury, 'Afanoso' y Ricardo Rivera. Pudo expresarse en un par de verónicas. Y con la muleta supo conducir la enorme calidad del toro. Faena exigente en la que el torero se desgastó al límite, a tal punto que por momentos parecía haber quedado desfondado. Dos orejas por aclamación popular.

El toro de Luis Miguel Castrillón, sin tener las condiciones de los anteriores, también tuvo posibilidades. El torero de Medellín asumió la lidia con torería, y dejó algunos lances y muletazos que tuvieron empaque. Pero la lidia tuvo altibajos, y de nuevo algunos enganchones deslucieron lo que el torero venía construyendo.

 

El rejoneador Juan Rafael Restrepo  cautiva con facilidad a los públicos populares. Su espectáculo se sustenta en las expresiones que consigue con sus caballos, y ante un ejemplar terciado y noble, pues clavó banderillas con facilidad y destreza. Muy mal en la suerte suprema. Pese a ello el público lo despidió entre ovaciones.

 

La plaza en piedra se llenó. El duelo a una carta, un experimento que a la postre resultó muy exitoso. Un encierro muy serio, digno de cualquier plaza de primera impactó a un público no tan acostumbrado a ello. Noche de toros apoteósica.

 

Ficha

Nilo, Cundinamarca
Sábado 5 de septiembre de 2015
Toros de Achury Viejo (primero indultado, segundo de vuelta al ruedo) 
Plaza Llena

 

Sebastián Vargas (nazareno y oro): Dos orejas y rabo simbólicos
Ricardo Rivera (Azul purísima y oro): Dos orejas.
Luis Miguel Castrillón (burdeos y oro): silencio.
Juan Rafael Restrepo (rejoneador): ovación tras aviso.

 

NOTICIAS

Texto y fotos Rodrigo Urrego B.

7 de septimbre 2015

VIDEOS

Sebastián Vargas indulta a Herrerito

Ricardo Rivera corta dos orejas a "Afanoso"