La horrible noche

 

NOTICIAS

Por Rodrigo Urrego B. 

Fotos Cristhian Caballero

5 de febrero de 2016

IMAGENES

VIDEO

 

 

 

 

Rincón Santo es el nombre de una ganadería antioqueña que, en tiempo récord, consiguió lidiar una corrida en una plaza de toros de primera. Llevaba algunos años probándose con novilladas, con resultados pocos favorables. Pese a ello, encontró lugar en la desangelada temporada de Medellín, nada menos que para abrir el serial de solo cuatro corridas.

Los antecedentes alejados de la gloria de estos toros no podrían augurar nada distinto. Pitones, muchos pitones, y poca casta, eso es lo que se la había visto a esta nueva divisa. Esta vez, no fue la excepción, no hubo sorpresas.

Incluso los pitones de los toros disimulaban las expresiones juveniles que algunos no podían ocultar. Y su comportamiento en general fue muy alejado de las características de la bravura. Por eso precipitaron una tediosa y horrible noche.

Pudo ser más fea para el sevillano Manuel Escribano. Era su debut absoluto en Colombia y lo asumió con entrega. Muy variado y alegre con el capote, ya parecía tener conquistado al poco público asistente. Pero tiró de alardes en banderillas, citó de rodillas, muy cerca a las tablas, el toro lo cogió y como si se tratara de un luchador, levantó con sus pitones el cuerpo del torero y lo tiró varios metros adentro del callejón. Para sorpresa de todos, el sevillano se levantó empujando a quienes querían ayudarlo para seguir con su faena. Se pasó el toro por la espalda hasta tres veces, alardes y más alardes con la muleta.

Fue quizás el capítulo más emotivo del encierro. Guerrita Chico poco pudo hacer con su lote, bastante deslucido, salvo salir indemne de ese trago amargo. Posada de Maravillas tampoco tuvo opciones, pero se vio con pocas capacidades para resolver los problemas de aquellos toros que carecen de bravura.

 

Ficha

 

Medellín, Plaza de toros La Macarena 
Viernes 5 de febrero de 2016
Primera de abono 
Menos de media plaza

Se lidiaron seis toros de Rincón Santo de terciada presentación aunque muy ofensivos de pitones. Salvo el segundo que se defendió, en general mansos y descastados. Pesos: 442, 444, 447, 445, 478, 464 Kilos.

Guerrita Chico (turquesa y oro): silencio y silencio tras aviso 
Manuel Escribano (turquesa y oro): saludo en los medios y silencio 
Posada de Maravillas (Nazareno y oro): silencio en ambos