Y después de Fuentes,

¿nadie?

   
 

12 de febrero de 2017

Nicolás Sampedro, el autor,  confiere inmortalidad a la mítica frase de Rafael Guerra “Guerrita”(Dempués de mí, naide, y dempués de naide, Fuentes”) como pretexto para analizar aspectos fundamentales de la correcta ejecución de las suertes del toreo: torería, personalidad, naturalidad, transmisión, miedo, valor y hasta el toreo de salón,entre otros.

Todo ello apoyado por la personalidad de grandes maestros de diferentes épocas que pueden ser desconocidos para muchos pero que son fundamentales en la evolución de la fiesta de los toros y pilares para el desarrollo de esta obra.

La muerte adquiere especial protagonismo en la búsqueda continua de transparencia y de pureza en la interpretación del toreo, convirtiéndose en el principal argumento de una manifestación cultural donde la importancia de la vida se magnifica gracias al riesgo de perderla.

El invaluable prólogo del maestro César Rincón y las magníficas ilustraciones de Xavier Noguera aportan valor añadido a este ensayo fundamental para la interpretación y práctica de la tauromaquia.

Este es segundo trabajo del escritor colombiano tras la edición de Cargar la suerte, Interpretación de un misterio taurómaco, trabajo que fue bien aceptado por la crítica y las librerías.

 

 

 

NOTICIAS